Soccer Chief

¿Es peligroso el fútbol? Lo que necesitas saber antes de practicar este deporte

Lo primero que tenemos que decir es: que no cunda el pánico.

Cualquier deporte profesional puede ser considerado peligroso. Además, como se trata de un juego de contacto, siempre existe la posibilidad de sufrir lesiones causadas por el choque con los jugadores adversarios. Aunque también interviene la pelota o el propio campo en este deporte.

Para saber si es peligroso el fútbol, lo que vamos a hacer es explicarte los peligros que lo acompañan. Conocer los riesgos asociados de cualquier actividad que vamos a practicar es importante. Pero no tenemos que afrontarlos desde el temor, sino desde la precaución y las ganas de conocer.

En este deporte el juego puede llegar a ser muy rápido y en cualquier momento puede haber un accidente en el campo. La mayoría de estos suelen ser leves, sin llegar a causar grandes daños a los futbolistas. Desgraciadamente también hay jugadores que han llegado a perder sus vidas en el campo, aunque estos son muy pocos y se han quedado en casos aislados, convirtiéndose en leyendas.

Basta de prejuicios y pensamientos infundamentados. ¡En el post de hoy solucionamos todas tus dudas! Te contamos todo lo que necesitas saber para que saques tus propias conclusiones. ¡Vamos allá!

¿Cuáles son los peligros de jugar al fútbol?

Se puede afirmar que cualquier deporte es peligroso en términos de lesiones, pero el fútbol en concreto no es uno de los más peligrosos. Si te preguntas si es el rugby más peligroso que el fútbol, en cuestión de lesiones sufridas por contacto entre dos jugadores, sí que lo es: estas son más graves, pues es mucho más directo y aumenta el daño en estas colisiones.

Además, un impacto entre dos jugadores de rugby es semejante al que causa un accidente de tráfico cuando se produce un choque de un automóvil. En este juego también influye el peso de los cuerpos de estos jugadores, pues pueden alcanzar en muchos casos más de 100 kg.

Al tratarse de un deporte profesional, los jugadores pueden sufrir lesiones debido al desgaste físico que supone jugar a este nivel. Entre las lesiones más comunes encontramos los esquinces de rodilla y tobillo, los desgarros y rotura de meniscos y de los ligamentos cruzados de la rodilla y la pubalgia.

Algunas de estas lesiones se producen por cambios en el movimiento o golpes en los que el pie queda fijo en el campo y la rodilla gira hacia fuera o hacia dentro. También por las cargas que reciben las rodillas, impactos en las articulaciones del tobillo o la inflación de los músculos.

Con todo esto, se puede afirmar que el fútbol es peligroso. Otra de las lesiones que más preocupan son las conmociones cerebrales causadas cuando la pelota golpea la cabeza de un jugador o bien la cabeza golpea un objeto o parte del cuerpo de otro jugador. Estos choques son más comunes en el rugby, pero este peligro también existe en el fútbol.

En el siguiente vídeo hay varios ejemplos de jugadas peligrosas en el que se observa la peligrosidad que conlleva la práctica de este deporte en algunas ocasiones, de manera que puedas hacerte una idea de cómo se ocasionan algunas lesiones en el juego peligroso de fútbol.

Entonces... ¿es el fútbol peligroso?

Algunos dirían que sí,, pero aquellos que no practican ningún deporte también están expuestos a sufrir cualquier accidente en su día a día. Es probable oír que los jugadores sufren muchas lesiones (leves en la mayoría de los casos), sin embargo, dependerá de la recuperación y las secuelas que le acompañen el futuro en el fútbol de un jugador.

No hay que olvidar que el fútbol se considera un deporte de contacto, pues hay veces en las que los jugadores mantienen contacto con sus adversarios sin que esto les suponga necesariamente una tarjeta que les sancione. Ahora bien, en algunos casos, estos contactos no son involuntarios y pueden llegar a ser castigados por los árbitros.

La pelota es otro de los puntos para tener en cuenta, pues es la que protagoniza el juego y muchas veces puede llegar a suponer un peligro si llega a impactar a gran velocidad contra el cuerpo de un jugador. El dolor también dependerá de la distancia que exista entre el jugador que golpea la pelota y el que recibe el impacto.

¿Cuál es la posición más peligrosa en el fútbol?

Debido al impacto del balón, los porteros pueden ser aquellos jugadores que tienen un mayor riesgo a la hora de sufrir un accidente en este deporte. Pero lo cierto es que en el fútbol no hay una posición que sea reconocida como la más peligrosa.

¿Es el fútbol un deporte seguro para jugar?

Is Soccer Dangerous - Soccer Kids

Solo hay que fijarse en la cantidad de equipos de fútbol infantiles que existen. Si no fuese un deporte seguro, no lo comenzarían a practicar desde tan pequeños. Es cierto que a medida que crecen, aumenta ese sentimiento de competitividad, y los jugadores pueden llegar a jugar de una forma más agresiva o excederse sin tener en cuenta sus limitaciones físicas.

Denominar al fútbol como un deporte inseguro no tiene cabida en la mayoría de las valoraciones, tanto de expertos como de jugadores. Como en cualquier otra disciplina, existen unas reglas que se deben cumplir, así que ser responsable forma parte de esa seguridad que acompaña a este deporte.

Otro aspecto que conviene mencionar es el juego que realizan a veces los jugadores más violentos o cabreados en algún momento del partido, ya sea por su agresividad o por la derrota que están sufriendo, pues también hay que tener en cuenta las faltas agresivas, jugadas sucias o incluso peleas que se pueden provocar entre jugadores o con el árbitro.

Así que si te estás planteando jugar a este deporte o te preocupa alguien cercano que lo practica, ten en cuenta que hay muchos otros deportes que son considerablemente más peligrosos que el fútbol y están mucho menos regulados.

Puede que al ser uno de los deportes más practicados, las estadísticas en lesiones y accidentes relacionadas con el fútbol sean superiores a las de otros deportes. Pero es simplemente una cuestión de abundancia. A más juego, más lesiones... Sin embargo, al compararlas con otros deportes, la ratio de lesiones graves o importantes es realmente baja.

Eso sí, hemos de tener en cuenta el índice de lesiones, que es lo que determina la peligrosidad de un deporte, en este caso, el fútbol es el deporte en el que los índices apuntan más alto. Los profesionales se lesionan entre 12,7 y 68,7 por cada mil horas de competición.

En resumen, ¿el fútbol es peligroso?

Soccer Injuries

La respuesta definitiva es que no. Sería estúpido negarse a jugar al fútbol por miedo a la peligrosidad. Como ya hemos comentado, todo deporte puede ser considerado peligroso debido al esfuerzo físico que supone competir profesionalmente. Al tratarse además de un juego en el que puede haber contacto entre los jugadores, siempre y cuando no sea agresivo ni premeditado, también puede ser peligroso el choque o impacto con otro jugador.

Entonces, quizás sigas preguntándote: ¿de verdad que no es peligroso el fútbol? Lo cierto es que la seguridad y el control en este deporte está muy regulado y no es común que la vida de los jugadores peligre en un partido. Es cierto que surgen accidentes o pequeñas lesiones, pero siempre reciben la atención necesaria en los equipos profesionales.

Lo que más preocupa en este deporte son las lesiones que sufren los futbolistas, las más comunes son los esguinces de tobillo y rodilla, los desgarros y roturas de meniscos y de los ligamentos cruzados de la rodilla y la pubalgia. Otra de las lesiones que más preocupan son las conmociones cerebrales, tal y como se ha expuesto anteriormente.

Sí que puede llegar a dar miedo jugar en algunas ocasiones, sobre todo si somos principiantes, pero cualquiera podemos sufrir alguna lesión similar sin necesidad de estar jugando al fútbol. Ser responsable en el terreno de juego y realizar buenos entrenamientos y estiramientos evitarán en gran medida que sufras alguna de estas lesiones, así que te animamos a practicar este deporte y disfrutar con él.